Translate

jueves, 13 de julio de 2017

Los científicos explican en que se equivoca el artículo del New York Time Magazine (fragmento).

Esta es una lectura que vale la pena hacer, porque contiene varios comentarios de científicos de diversas instituciones, cuyas investigaciones todas se relacionan con el cambio climático. Nuevamente se trata de algo muy extenso, y por limitaciones de tempo, solo traduzco aquí la primera parte.

A poco tiempo de aparecer el artículo del periodista David Wallace-Wells sobre el calentamiento global, del cual llevo traducida la primera parte, han aparecido numerosas reacciones. La que está aquí proviene del sitio de internet climatefeedback.org. Climate Feedback es una red mundial de científicos cuyo propósito es separar hechos de ficción en el cubrimiento del cambio climático que hacen los medios. La meta de esta red de científicos es ayudar a los lectores a saber en cuales noticias sobre el tema deben confiar.



Los científicos explican en que se equivoca el artículo del New York Time Magazine.

Análisis de ‘La Tierra Inhabitable’
Publicado en el New York Magazine por David Wallace-Wells en Julio 9 de 2017

Dieciseis científicos analizaron el artículo y estimaron que su credibilidad científica era ‘baja’. La mayoría de los revisores rotularon el artículo como: Alarmista, Impreciso/Poco claro, Desinformador.

RESUMEN

El New York Magazine publicó un artículo por David Wallace-Wells detallando los impactos potenciales del cambio climático si no se toma acción para reducir las emisiones de gas de invernadero. Gran parte del artículo explora los escenarios en “el peor de los casos” del cambio en el sistema climático y los impactos resultantes en las poblaciones humanas.

El articulo fue revisado por científicos para determinar si es que las descripciones de esos escenarios reflejan con exactitud el estado del conocimiento científico. El artículo del New York Magazine ha desatado un número de respuestas debatiendo los méritos o ventajas de enfocarse en los escenarios posibles en el peor de los casos, pero nuestra revisión simplemente se enfoca en la exactitud científica del artículo.

Los revisores encontraron que algunas afirmaciones en este complejo artículo no representan adecuadamente a las investigaciones sobre el tema, y algunas otras afirmaciones carecen del contexto necesario para que sean comprendidas por el lector. Muchas otras explicaciones en el artículo son correctas, pero los lectores probablemente quedarán con una conclusión general que es exagerada en comparación con el mejor entendimiento científico del que disponemos.

Vea las anotaciones y comentarios de los científicos directamente sobre el artículo original (en inglés).

Actualización, 13 de Julio de 2017: El artículo ha sido actualizado para incluir varios comentarios recibidos luego del tiempo de publicación. La conclusión principal del análisis permanece sin cambios.

COMENTARIOS DE INVITADOS

Michael Mann, Profesor de Meteorología, PennState University:

EL artículo retrata una imagen excesivamente sombría al exagerar parte de la ciencia sobre el tema. Exagera, por ejemplo, la amenaza a corto plazo de la “retroalimentación” que involucra la liberación del metano congelado (la ciencia sobre el tema está mas matizada y no apoya la idea de una bomba de metano capaz de cambiar las reglas del juego y de fundir al planeta. Aún no es claro que tanto de este metano congelado puede ser fácilmente movilizado por el calentamiento proyectado).

También, estoy asombrado por las afirmaciones erróneas como esta que referencia “datos de satélite mostrando que el calentamiento global, desde 1998, es mas del doble de rápido de lo que creían los científicos”.

Eso simplemente no es cierto. El estudio en cuestión simplemente mostró que la conjunto de datos de temperatura en un solo satélite particular que tendía a mostrar ‘menos’ calentamiento que los otros conjuntos de datos, ha sido ahora corregido con los otros datos de temperatura luego de que manejaron algunos problemas con ese conjunto de datos particular.

Ironicamente, soy coautor de un artículo reciente en la revista Nature Geoscience (ver por ejemplo esta nota periodística), usando esos mismos conjuntos de datos corregidos de satélite, que muestra que las simulaciones de modelos climáticos “sobre-predecían” ligeramente el calentamiento real durante la última década del siglo 21, probablemente debido a una especificación errada de factores naturales como las variaciones solares y las erupciones volcánicas. Una vez que se tuvo en cuenta a esos factores, los modelos y las observaciones coincidían mucho mas—el calentamiento del globo está progresando de modo bastante similara como los modelos lo redijeron… lo cual ya es lo suficientemente malo.

La evidencia de que el cambio climático es un problema serio con el que debemos enfrentarnos ahora es arrolladora por derecho propio. No hay necesidad de exagerar la evidencia, en particular cuando la exageración alimenta una narrativa paralizante de desastre y desesperanza. [lea mas en ingles]

RESPUESTA GENERAL DE LOS REVISORES

Estos comentarios son la opinión en general de los científicos sobre el artículo, ellas están sustanciadas por su conocimiento en el campo y por el contenido del análisis en las anotaciones del artículo.

Richard Betts, professor, Oficina Meteorologica del Centro Hadley y Universidad de Exeter:

Aunque es claro que el calentamiento en progreso del clima global eventualmente tendría consecuencias muy severas, el concepto de la tierra haciéndose inhabitable en escalas de tiempo siquiera cercanas a las que sugiere el artículo es pura hipérbole. El autor claramente ha hecho una investigación muy extensa y aborda un numero de amenazas climáticas que en efecto son asuntos prioritarios, pero en general la narrativa de amenaza es reforzada hasta ir mas allá del nivel que es apoyado por la ciencia.

Daniel Swain, Becario Postdoctoral, Universidad de California, Los Angeles, Instituto del Medio Ambiente:

Esta es una nota inusual por el hecho de describir de manera acertada algunas de las consecuencias mas nefastas del un cambio climático sin freno, pero se enfoca casi exclusivamente en el escenario del peor de los casos. Al hacerlo así, proporciona una narrativa convincente de lo que podría suceder en el futuro, pero no caracteriza adecuadamente la probabilidad de resultados particulares con relación a lo que es justificable con base en la evidencia científica existente.

Charles Koven, Cientifico Investigador, Laobratorio Nacional Lawrence Berkeley:

El artículo, mientras que discute atentamente algunas implicaciones muy serias del cambio climático, también va más allá de la evidencia en un número de ocasiones en su exploración de los escenarios en el peor de los casos.

Alexis Berg, Académico Investigador Asociado, Universidad de Princeton:

Este artículo se enfoca en el escenario extremo del calentamiento global—emisiones altas y/o alta sensibilidad climática, alto impacto. Selecciona investigaciones recientes que resaltan esos resultados. Yo simpatizo con los esfuerzos del autor por aumentar la percepción del público acerca de esos escenarios, incluyendo impactos que no siempre son bien discutidos, y estoy de acuerdo con que tendemos en enfocarnos mucho en el romedio de los resultados. Aun así, pienso que el artículo habría ganado más de hacer un reconocimiento más explícito de que este enfoque particular* es el objetivo del artículo, asi como si hubiera hecho una discusión explicita (incluso si solo fuera una cualitativa) de las probabilidades asociadas con estos escenarios. En ausencia de eso, me temo que el artículo, como tal, se siente desinformador o al menos confuso para el publico general.

*Nota del Traductor: el enfoque del “peor de los casos” o del “extremo”, que toma el autor del artículo.

A esto se suma que el artículo contiene un numero de afirmaciones que son objetivamente erróneas, y un número de afirmaciones las cuales, a mi conocimiento, no están confirmadas por investigaciones.
También me preocupa la afirmación implícita de que este artículo, siendo escrito luego de entrevistas con muchos científicos que estudian el clima, de algún modo refleja la verdadera opinión acerca del calentamiento global. No creo que este sea el caso.

Lo que este artículo me sugiere es que nosotros, como comunidad científica y periodistas científicos, necesitamos encontrar una mejor manera de discutir adecuadamente las proyecciones sobre el cambio climático y expresar los riegos asociados al público.


Peter Neff, investigador postdoctoral asociado, Universidad de Rochester:

En lo que parece ser una oda al nuevo periodismo, el autor se toma una significativa licencia literaria para hacer uso de información fundamentada en la verdad y retratar una imagen apocalíptica de escenarios futuros extremos posiblemente causados por el cambio climático antropogénico. Las referencias ambiguas a estudios, eventos y ejemplos disminuyen severamente la credibilidad, así como lo hace un desprecio completo por captar los matices de la situación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios ofensivos, de anónimos (pseudónimos no cuentan como nombres), de spam, y que involucren proselitismo religioso serán removidos.